jueves, 1 de marzo de 2018

Por qué estudiar una segunda lengua

Los idiomas constituyen esa parte de la formación académica con la que todos deberían contar. Si bien en todos los centros educativos se imparte el inglés como segunda lengua como asignatura obligatoria, lo cierto es que, en ocasiones, no se le brinda la importancia que verdaderamente tiene, no se adaptan las clases a los niveles de los alumnos o, incluso a veces, el temario que se expone no es lo suficientemente ameno como para que a los alumnos les entre el gusanillo de querer aprenderlo.

Estudiar un segundo idioma

Y es que la enseñanza de una lengua puede ser todo lo atractiva y llamativa que un profesor se proponga o todo lo complicada y aburrida que, inintencionadamente, se consiga. De lo que se trata, pues, es de conseguir un equilibrio entre lo educativo y lo divertido con el fin de que esto de estudiar una segunda lengua se convierta en un placer en lugar de en una odisea.

Pero, ¿por qué es tan importante estudiar una segunda lengua?, ¿por qué todos insisten en lo mismo?

Estudiar una segunda lengua tiene muchas ventajas, máxime cuando, además de hacerlo en el colegio o instituto, se refuerza su aprendizaje en un centro privado donde tengan también profesorado nativo y, así, acostumbramos los oídos a diferentes acentos, algo importante cuando se estudia una lengua.

Además de esto, aprender otros idiomas es bueno por varios motivos:
  • Ayuda a la memoria. Al estudiar una segunda lengua se aprende mucho vocabulario, mucha gramática y todo ello hemos de memorizarlo. En ese sentido, diremos que ayuda a nuestra memoria.
  • Previene el Alzheimer. Muchos estudios indican que estudiar idiomas previene el Alzheimer o al menos lo retrasa.
  • Nos mantiene activos. Al estar continuamente aprendiendo, nuestro cerebro y nuestra mente están activos.
  • Abre puertas. En el mundo laboral, contar con varios idiomas tiene también muchísimas ventajas porque estos son entendidos como un valor añadido, como una cualidad más que, además, es de las que más se valora hoy por hoy.
  • Mejora la expresión/comunicación. Las personas con idiomas suelen expresarse mejor incluso en su propio idioma.
  • Facilita la interrelación. Imagina que vas de viaje a un país extranjero y que vas a comer a un restaurante que, por desgracia, no tiene carta de menú. ¿Cómo te comunicas si ni siquiera dominas la lengua por excelencia del mundo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario